Pequeño susto con la cabra

Estrenamos ayer nuestro primer pequeño susto con la cabra. Resulta que dos horas antes de llevar a Frances (la madre de Adam) al aeropuerto, viene mi madre corriendo y me dice que algo pasa con la cabra y que no es bueno. Una de las ventanas de su habitación queda en el lado sur, que es dónde está el corral de los animales, así que pudo oir el grito de socorro de Keridwen. Adam y yo sin dudarlo ni un momento nos echamos a correr hasta que llegamos a la escena. Keridwen había estado jugando con el plástico de su caseta y se había enganchado la comisura de la boca con un gancho de hierro… al vernos, se desenganchó y se desgarró un poco el labio. En mi vida hubiera imaginado que se podía hacer daño de esta manera con un gancho que ni tiene punta (ouch…), además estaban girados hacia abajo y el plástico, clavado al techo de madera. Fue una situación un poco de emergencia dónde la adrenalina te sube a mil y yo hasta me mareé un poco del shock de verla sangrando y deshaciéndome en el momento de todas las peores imaginaciones que me había hecho en menos de un minuto, pero en realidad la cabra estaba bien. Fué eso realmente lo que me calmó. Keridwen parecía que seguía igual de contenta por vernos, seguía dándo sus botes de siempre y luego me dí cuenta que estaba contenta porque creía que veníamos a sacarla para pastar. Eso es lo que hicimos para que se nos pase un poco el shock del evento (creo que nosotros lo necesitábamos más que ella), y sin ningún tipo de problema la cabra pastó sin quejarse, es decir, que la herida no le impidió comer (otra buena señal que nos calmó aún más). Tuvimos una tarde agitadilla pero al final todo acabó bien, y ayer por la noche cuando fuimos a mirar si estaba bien antes de irnos todos a dormir, Keridwen nos recibió como cada noche, como si no hubiera pasado nada. Le estamos poniendo yodo y nuestra pequeña y joven compañera se deja hacer. Cuando se tienen animales hay que concienciarse para tratar de ver el buen lado de las cosas, incluso durante sucesos de este tipo. Bueno…pequeño susto superado.

Anuncios

Acerca de soulportrait

Michaela Devi Genaine, Spain michaeladevi@hotmail.com Although I am of Swiss origin, I have been living in Spain for 20 years. I moved to this country with my family when I was 9 years old, and have since then been involved with a broad spectrum of alternative projects, as well as being a pioneer of homeschooling. I am currently living in the Prades mountains near the Mediterranean Coast. I practice sustainable gardening, ecopsycology, art and psychosynthesis. I am fluent in English, Spanish and French.
Esta entrada fue publicada en Nuestros animales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s