Primer té inglés en cocina de leña

Esto hay que celebrarlo… bueno de hecho, celebramos nuestro primer té inglés hecho en la cocina de leña (barbacoa), con el té mismo. Uff, esto para un inglés con tendencias hacia la vida ecológica es la leche…(por lo de calentar el agua en fuego de leña). Os lo digo yo que hace cuatro años que vivo con uno. Lo del té no es exagerado, es casi patético. No digo que no lo disfruto, y eso que Adam no es un enganchado al té, pero si algo no puede faltar en una casa dónde viva un inglés o inglesa, es té, y si puede ser, que sea de la marca PG Tips. El té les va para todo, para después de un día agotador, para un día tranquilo, en los fines de semana, mientras leen el periódico, para relajarse, para animarse, después de las comidas, después de la siesta, antes de dormir, mientras trabajan, antes de trabajar, después de trabajar, en fín, a cualquier hora que se le ofrezca un té a un inglés o una inglesa, te dirán “Oh yes, please”. Así que lo que no pudo faltar el día de San Juan es que al final de la comida, probáramos por primera vez, hacer un té en una de las cazuelas recién adquiridas. Salió buenísimo. Y no lo digo yo, lo dijo Adam, con una sonrisa de oreja a oreja.

Anuncios

Acerca de soulportrait

Michaela Devi Genaine, Spain michaeladevi@hotmail.com Although I am of Swiss origin, I have been living in Spain for 20 years. I moved to this country with my family when I was 9 years old, and have since then been involved with a broad spectrum of alternative projects, as well as being a pioneer of homeschooling. I am currently living in the Prades mountains near the Mediterranean Coast. I practice sustainable gardening, ecopsycology, art and psychosynthesis. I am fluent in English, Spanish and French.
Esta entrada fue publicada en Cosas de la vida, Ecopsicología, Hecho en Casa. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Primer té inglés en cocina de leña

  1. Joa dijo:

    Con esta entrada, me viene a la memoria un día especialmente caluroso y húmedo ( y hablo de 45 celsius largos) y dos abuelas inglesas invitándome a sentarme con ellas a tomar un té tan caliente que no había por dónde agarrar la tacita.
    …y ellas descuajeringándose de mí con su “but, dear, it´s so refreshing”
    El caso es que realmente ayudó a combatir el calor.

    Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s